Cercar en aquest blog

Google+ Badge

13 de juny de 2014

AVATAR Y EDUCACIÓN SOCIAL

©Josep Vallés Herrero (2010): AVATAR Y EDUCACIÓN SOCIAL
   


Avatar es una película de ciencia ficción estadounidense, escrita, producida y dirigida por James Cameron (Kapuskasing, Ontario, Canadá, 16 de agosto de 1954). Dicen que estuvo muchos años esperando hasta que la tecnología le permitió rodar esta plástica y evocadora película de ciencia ficción con transfondo social y ecológico. Tenemos que decir que todo lo que toca James Cameron se convierte en oro. Conocido por películas como The Terminator, Titanic y Avatar, éstas dos últimas las que encabezan la lista de películas con más recaudación de taquilla en la historia.

El argumento recogido en wikipedia (1) es el siguiente: Ambientada en el año 2154, los acontecimientos que narra se desarrollan en Pandora, una luna del planeta Polifemo habitada por una raza humanoide llamada na'vi, con la que los humanos se encuentran en conflicto debido a que uno de sus clanes se encuentra asentado alrededor de un gigantesco árbol que cubre una inmensa veta de un mineral muy cotizado y que supondría la solución a los problemas energéticos de la Tierra: el unobtainium. Jake Sully, un marine que quedó parapléjico, es seleccionado para participar en el programa Avatar, un proyecto que transporta la mente de los científicos a unos cuerpos artificiales de na'vi para que así la comunicación con los nativos resulte más sencilla. A pesar del fin científico del proyecto, el coronel Quaritch, quien dirige la defensa de la base humana en Pandora, convence a Jake para que le proporcione información sobre los nativos en caso de que fuera necesario recurrir a la fuerza para que se marchen. En un principio, Jake cumple profesionalmente su misión, pero se enamora de una de las nativas, Neytiri, y se da cuenta de que éstos jamás renunciarán a su tierra, haciendo inevitable un conflicto armado; en él deberá decidir de qué lado está… y a estas alturas debéis saber que está con los nativos que viven en armonía con la naturaleza.


Lo que da grandeza a la película a parte de sus enormes y tridimensionales efectos especiales, su música y su previsible argumento en la línea argumental de “Pocahontas” (2) de ciencia ficción, es el árbol del planeta. El uso metafórico de las raíces en la educación universalista toma presencia real en esta película de una forma diría yo que religiosa o deísta. No obstante nos sirve para ver la grandeza de que una educación que Jake recibe, con amor, de Neytiri, que es útil para moverse en la vida convierte a un “deshecho” o “desheredado” de los marines,  enviado a una misión imposible, parapléjico por un accidente y adoctrinado en la educación formal de la civilización dominante como máquina de guerra.  La guerra como destrucción de la civilización toma también sentido en esta película. Una lógica que quiere imponer su voluntad al otro, con o sin razón, utilizando la máxima violencia: la destrucción. Contra eso se rebela una educación basada en principios éticos, de respeto y de amor.  Es cierto que los humanos no tenemos raíces que nos aten a la tierra y nos nutran de unas sustancia fermentada de nuestros ancestros pero en ocasiones se utiliza para defender nuestra cultura, cristiana, musulmana, judía, etc. y nuestras tradiciones que consideramos demasiadas veces las mejores entre todas. Esta metáfora que tanto gusta al nacionalismo intransigente, a los integristas - religiosos o políticos- puede ser peligrosa si consideramos que nuestro árbol o bosque está cubierto de una cúpula de cristal impenetrable. Desde la Educación Social debemos defender el argumento principal de Avatar: la educación humanista y universalista, es decir, lo que nos hace humanos: la capacidad de amar, de lenguaje, de revivir episodios pasados, de cocinar, de recrear espacios simbólicos, de crear arte, tecnología, de solidarizarnos, de protegernos, de arroparnos, de respetarnos aunque pensemos diferente. Nuestra humanidad común nos es necesaria para caracterizar lo que verdaderamente es único e irrepetible, mientras que nuestra diversidad cultural, defendible como variedad y merecedora de respeto, sería accidental en ese bosque global y construida a partir de mescolanzas varias. Este contagio intercultural es precisamente lo que podríamos decir, como se refiere Fernando Savater (2004), civilización (3).


Artículo íntegro en catalán  disponible en: Full Informatiu del  CEESC -Col.legi d'Educadores i Educadors de Catalunya- , març del 2010. La revista puede descargarse a través de la web del CEESC.


[1] http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Avatar_(pel%C3%ADcula)&oldid=33526132
[2]En 1607, los colonos ingleses llegaron a Virginia y empezaron a construir asentamientos, en la misma época en que el padre de Pocahontas era el líder de la tribu powhatan. John Smith, fue capturado por un grupo de cazadores powhatan. Smith se hallaba recostado sobre una piedra para ser ejecutado, cuando la joven Pocahontas se tiró encima de su cuerpo para protegerle.
[3] Savater, F. (2004). El valor d’educar. Barcelona: columna idees.